Sentir & Manifiesto 2018

III JORNADAS DE INVESTIGADORXS PREDOCTORALES FEMINISTAS,  22 – 23 de noviembre de 2018

Manifiesto Noviembre Feminista 2018

Investigando para la acción. Investigando para mejorar la sociedad; para señalar el Noviembre feminista web verticalorigen de las desigualdades y buscar las maneras de erradicarlas; para construir comunidades más justas y apuntalar un Estado del Bienestar que garantice la dignidad de todas las personas, independientemente de su sexo, de su raza o de su extracción social. En un momento histórico para el feminismo, en el que mujeres de todo el mundo han roto sus silencios y se han unido para denunciar violencias, opresiones y discriminaciones de todo tipo, las jornadas “Noviembre Feminista” llegan a su tercera edición convertidas en un foro de investigación, diálogo e intercambio de ideas imprescindible. Un espacio de debate y reflexión en torno a las realidades que viven, sufren y gozan las mujeres, y la contribución y retos a los que se enfrenta el movimiento feminista en la lucha por la equidad.

“Ni una menos”, “Nos queremos vivas”, “Time’s up”. #MeToo. 2017 fue bautizado por los medios de comunicación como el “Año de las Mujeres”. Hay incluso quien augura que este siglo XXI es el “de las mujeres”. “Si nosotras paramos, se para el mundo” fue el lema de la primera huelga de 24 horas convocada en España el pasado 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer. Se expande la conciencia social de la injusticia y la necesidad de atajarla para seguir creciendo. “Si no es ahora, ¿cuándo?”, planteó la actriz Emma Watson en su discurso ante las Naciones Unidas, y, en Noviembre Feminista, nos preguntamos por qué todo esto ahora. ¿Qué ha cambiado? ¿Se está reescribiendo el movimiento feminista?

En la Era de Internet, ¿cuál es el papel de las tecnologías de la información y la comunicación y de las redes sociales en el camino hacia la igualdad? Plataformas, como Facebook, Instagram, Twitter o YouTube, han alumbrado nuevos movimientos sociales y dado voz a quienes tradicionalmente no la tenían en los medios convencionales. ¿Cómo y para qué las utilizan las redes de mujeres? ¿Son espacios para promover los valores de la democracia o entornos tóxicos?

¿Y qué hay de la política? En 1995, la Plataforma para la Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre Mujeres celebrada en Pekín instó a los gobiernos a sopesar los efectos en mujeres y hombres antes de emprender cada proyecto político. ¿Se está cumpliendo el mandato o es la asignatura que siempre queda pendiente? Nos lo preguntamos porque legislar no es suficiente; porque es necesaria la acción política para erradicar los grandes problemas que oprimen a las mujeres en general y que se amplifican en mujeres de clases sociales desfavorecidas, migrantes y diversas funcionales, doble y triplemente discriminadas.

Uno de esos grandes problemas es la violencia, ya sea física, psicológica y/o simbólica. Feminicidios, abusos sexuales, acoso, explotación sexual. Estas son las formas más nítidas de violencia que padecen las mujeres, pero hay otras muchas que acontecen de una manera más sutil, disfrazadas, a menudo, del derecho a decidir sobre el propio cuerpo o de promesas de emancipación. La dominación es el “dios de muchas caras” y la forma más efectiva en la que se perpetúa es bajo el poder del símbolo. Los medios de comunicación han ejercido de nutrientes naturales para los estereotipos de género. ¿Pueden alterar ese discurso, cargado de connotaciones patriarcales, las protestas multitudinarias de mujeres en la calle o movimientos, como el de Las Periodistas Paramos? ¿Hasta dónde puede influir el arte en la acción política? Y los jóvenes, ¿cuáles son sus posiciones ante el mandato de género?

En Noviembre Feminista tenemos muchas preguntas y queremos respuestas. Y, para contestarlas, confiamos en las ciencias, en las ciencias sociales, y en una investigación pautada, rigurosa y curada de prejuicios. La consideramos fundamental para la acción: para descubrir las causas de los fenómenos sociales que nos rodean y que afectan, en concreto, a las mujeres, y, a partir de los resultados, poner las bases para forjar comunidades más justas y sostenibles. Por eso, invitamos a todas las personas que se dedican a la investigación feminista y de género o que se cuestionan el por qué de las cosas a participar en este foro de reflexión indispensable. Porque saber es poder; poder de acción.

 

Anuncios